dimarts, 4 de gener de 2011

ESPACIOS VERDES RECUPERADOS POR LA CIUDAD


Tal como nos explicó el arquitecto Enric Batlle, el proyecto del Parque de la Ciutadella es una zona verde que la ciudad a ganado en el último siglo. Este parque urbano, el mayor dentro de la ciudad de Barcelona, es un espacio rico y variado que genera muy distintas zonas intensamente utilizadas por los ciudadanos. Según mi punto de vista el Parque de la Ciutadella si es conocido y utilizado por los ciudadanos, especialmente en días soleados de primavera y verano. Los diferentes tratamientos y vegetación generan dentro de un espacio común
pequeñas zonas que permiten cierta privacidad entre grupos. Recurso que enriquece y favorece un uso intenso del parque.

Además de ser un atractivo turístico debido a sus edificios modernistas, su fuente y la cercania al Paseo Sant Joan y el Arco de Triunfo, el parque se convierte en un espacio verde de mezcla cultural. Durante las épocas de buen tiempo podemos ver ciudadanos de toda clase relajandose y disfrutando del parque. Es una de las zonas verdes con mayor intensidad de uso que he visto dentro de la ciudad. Sus diferentes topografias y espacios incentivan esta mezcla de actividades. Desde cumpleaños de niños en la zona de terrazas, tomar el Sol en la zona de jardin más natural, footing en la avenida e incluso bailar tango en la Glorieta.

Estos espacios verdes ganados a usos privados, enriquecen la ciudad generando una situación de mezcla y un espacio público de calidad. En la ciudad de Lérida se realizó un proyecto de recuperación de un gran área de ribera para dar un parque verde de gran extensión a la ciudad carente de un espacio similar. Se acondicionó el cauce del río para reducir el peligro de riada y generar espacio de ocio cerca de los barrios más céntricos de la ciudad. Este parque llamado La Mitjana, consiguió la creación de grandes espacios verdes seminaturales que acercan al ciudadano espacios anteriormente muy alejados de la ciudad. Estas zonas verdes son utilizadas intensamente para realizar deportes, picnic, etc... Los proyectos enfocados al uso ocioso deben ser pensados de forma que generen la privacidad necesaria para que el usuario se sienta cómodo, junto con espacios grandes que permiten usos diferentes.