dissabte, 1 de gener de 2011

El nuevo sector 22@: el distrito de la Innovación





22@ es el proyecto de transformación urbanística más importante de la ciudad. Transforma 200 hectáreas de suelo industrial de Poblenou en un distrito terciario, dotado de excelentes infraestructuras, con espacios modernos, tecnológicos y flexibles. Constituye una de las áreas más dinámicas de la ciudad, gracias a su centralidad urbana, y recoge algunas de las transformaciones más relevantes de Barcelona: el plan de Sant Andreu-Sagrera, la plaza de las Glòrias y su entorno y las infraestructuras del Forum. El proyecto intenta aumentar la densidad, apuesta por un espacio urbano, sostenible, denso, complejo e intenta hacer un uso más eficiente del suelo.

El resultado está siendo que están apareciendo muchos edificios de carácter high-tech, y con vocación de singularidad, lo que es peligroso porque no genera una unidad. Lo hace atractivo para la experimentación, pero hay que tener cuidado con el resultado final que esto puede conllevar. Curiosamente, los edificios que más nos seducen una vez estudiados son los que se basan en la rehabilitación de antiguas arquitecturas donde se tiene en cuenta la historia y el lugar. No digo que no sea interesante realizar alguna de estas nuevas arquitecturas, pero siempre recordando donde se está y sin extravagancias excesivas.

Hay muchos ejemplos de estos nuevos barrios.


Orestad, en Copenhague es considerada la primera área de desarrollo urbano proyectada según los requisitos y modelos urbanísticos del siglo XXI. El resultado es una ciudad de aspecto futurístico, lejos de las extravagancias de Dubai, donde todo está incluido, pero donde no se pierde la dimensión humana.






Zuidas es el distrito financiero internacional más grande en construcción al sur de Amsterdam. Es la respuesta holandesa a La Défense y The Docklands.